TARTA DE QUESO CON ARÁNDANOS RECETA FÁCIL

Descubre cómo hacer una deliciosa tarta de queso con arándanos con esta receta fácil. Disfruta de un postre irresistible con sabor único.

Descubre cómo hacer una deliciosa tarta de queso con arándanos con esta receta fácil. Disfruta de un postre irresistible con el sabor único de los arándanos. Aprende paso a paso.

¿Buscas una receta fácil y deliciosa para sorprender a tus invitados? Prueba nuestra exquisita tarta de queso con arándanos.

Con una base crujiente de galletas y una cremosa mezcla de queso crema, esta tarta es el equilibrio perfecto entre dulzura y acidez.

Sigue nuestros sencillos pasos para crear este postre irresistible y cautiva a todos con el vibrante color y el delicioso sabor de los arándanos.

Esta receta de tarta de queso con arándanos te convertirá en el héroe de cualquier ocasión. ¡Anímate a probarla hoy mismo!

INGREDIENTES

  • 250 gramos de galletas tipo María
  • 150 gramos de mantequilla
  • 400 mililitros de nata para montar (mínimo 35% de materia grasa)
  • 500 mililitros de leche entera
  • 3 cucharadas soperas de azúcar (o al gusto)
  • 2 sobres de cuajada
  • 250 gramos de queso crema tipo Philadelphia
  • 200 gramos de mermelada de arándanos o frambuesas
  • 3 hojas de gelatina neutra

PREPARACIÓN DE LA RECETA DE TARTA DE QUESO CON ARÁNDANOS

Triturar las galletas tipo María hasta obtener migas finas. Esto se puede hacer colocando las galletas en una bolsa de plástico y aplastándolas con un rodillo o utilizando un procesador de alimentos.

Derretir la mantequilla en un recipiente apto para microondas o en una sartén a fuego bajo.

Mezclar las migas de galleta con la mantequilla derretida hasta que estén bien combinadas. La mezcla debe quedar lo suficientemente húmeda como para compactarse.

Forrar el fondo de un molde desmontable con papel de hornear y luego cubrirlo con la mezcla de galleta y mantequilla, presionando firmemente para formar una base compacta. Refrigerar mientras se prepara el relleno.

En un cazo grande, calentar 300 mililitros de nata junto con 300 mililitros de leche y el azúcar a fuego medio. Remover ocasionalmente hasta que esté caliente pero no hirviendo.

Mientras tanto, disolver los sobres de cuajada en los 200 mililitros restantes de leche. Remover bien para asegurarse de que no queden grumos.

Cuando la mezcla de nata y leche esté caliente, añadir la mezcla de cuajada disuelta y seguir removiendo constantemente hasta que la mezcla espese ligeramente.

Retirar el cazo del fuego y agregar el queso crema tipo Philadelphia. Mezclar bien hasta que el queso se haya integrado completamente y la mezcla sea suave y homogénea.

Verter la mezcla de queso sobre la base de galleta en el molde. Alisar la superficie con una espátula.

Refrigerar la tarta durante al menos 4 horas, o hasta que esté firme y bien cuajada.

Una vez que la tarta esté bien fría y firme, calentar la mermelada de arándanos o frambuesas en un cazo pequeño a fuego medio. Agregar las hojas de gelatina neutra previamente remojadas en agua fría y escurridas. Mezclar hasta que las hojas de gelatina se disuelvan por completo.

FINALIZADO DE LA RECETA

Verter la mermelada caliente sobre la superficie de la tarta de queso, extendiéndola uniformemente con una espátula.

Refrigerar la tarta nuevamente durante al menos 1 hora, o hasta que la capa de mermelada esté firme.

Desmoldar con cuidado la tarta de queso y arándanos, retirando el aro del molde desmontable y el papel de hornear.

Cortar en porciones y servir. Disfruta de esta deliciosa y cremosa tarta de queso con arándanos.

También te podría gustar...

Don`t copy text!