MAGNÍFICA RECETA DE MANTEQUILLA CASERA: PASOS SENCILLOS PARA HACERLA EN CASA

Descubre cómo hacer mantequilla casera con esta receta fácil y deliciosa. Con solo pocos pasos, podrás disfrutar de mantequilla en casa.

Descubre cómo hacer mantequilla casera con esta receta fácil y deliciosa. Con solo unos pocos pasos, podrás disfrutar de mantequilla fresca en casa. ¡Prueba esta receta hoy mismo!

¿Te gustaría aprender a hacer mantequilla casera en casa? Con nuestra receta de mantequilla casera, podrás disfrutar del sabor fresco y auténtico de la mantequilla hecha en casa en solo unos pocos pasos simples.

Utilizando solo nata y un poco de paciencia, podrás crear una mantequilla suave y cremosa que seguramente impresionará a tus familiares y amigos.

Esta receta de mantequilla casera es perfecta para aquellos que buscan una alternativa más saludable y natural a la mantequilla comercial. ¡Anímate a probar esta deliciosa receta de mantequilla casera hoy mismo y eleva tus platos al siguiente nivel de sabor y frescura!

INGREDIENTES

  • 500 ml de nata para montar (crema de leche) fresca
  • Una pizca de sal (opcional, para mantequilla salada)

PREPARACIÓN DE LA RECETA DE MANTEQUILLA CASERA

Preparación de la crema de leche (nata):

Asegúrate de que la crema de leche esté a temperatura ambiente.

Si has sacado la crema de la nevera, deja que alcance la temperatura ambiente antes de comenzar el proceso.

Batido:

Vierte la crema de leche en un recipiente grande y profundo.

Utiliza una batidora eléctrica con el accesorio de batir (las varillas).

Bate la crema de leche a velocidad media-alta durante unos 10-15 minutos, o hasta que la crema se vuelva espesa y comience a separarse. Verás que primero se forma la crema montada y luego la grasa se separa del suero.

Separación de la mantequilla y el suero:

Continúa batiendo hasta que la grasa se separe completamente del suero. La consistencia debe ser similar a la de un queso crema y notarás que las varillas de la batidora hacen un ruido diferente.

Cuando veas que se ha formado la mantequilla y el suero está separado, ¡has terminado!

Lavado y amasado (opcional):

Si deseas una mantequilla más firme y menos ácida, puedes lavar la mantequilla. Llena el recipiente con agua fría y amasa suavemente la mantequilla para que suelte cualquier exceso de suero.

Vierte el agua y repite este proceso hasta que el agua salga limpia. Ten cuidado de no amasar demasiado para evitar que la mantequilla se vuelva demasiado suave.

Salado (opcional):

Si prefieres mantequilla salada, agrega una pizca de sal al gusto y mezcla bien.

Almacenamiento:

Una vez que hayas terminado, coloca la mantequilla en un recipiente hermético y guárdala en el refrigerador. Se mantendrá fresca durante aproximadamente una semana.

¡Y eso es todo! Ahora tienes mantequilla casera lista para untar en tus panes o usar en tus recetas favoritas. ¡Disfruta!

Consúltanos tus dudas y también puedes pedirnos las recetas que necesites en nuestra App Quick Recipe. Te respondemos al momento

TOCA EN LA IMAGEN PARA DESCARGAR GRATIS

También te podría gustar...

Don`t copy text!