BIZCOCHO CASTELLA RECETA FÁCIL

Descubre cómo preparar un delicioso Bizcocho Castella con esta receta fácil. Aprende paso a paso este postre esponjoso de la cocina japonesa.

Descubre cómo preparar un delicioso Bizcocho Castella con esta receta fácil. ¡Aprende paso a paso y sorprende a todos con este postre esponjoso de la cocina japonesa!

¿Quieres impresionar a tus invitados con un postre exquisito y sorprendente?

Entonces tienes que probar esta receta fácil de Bizcocho Castella. Originario de Japón, este dulce es conocido por su textura esponjosa y su sabor delicado.

Con nuestra receta detallada paso a paso, aprenderás cómo hacer este delicioso bizcocho en casa sin complicaciones.

Con ingredientes simples como claras de huevo, azúcar, harina, miel y leche, podrás crear un postre único que encantará a todos.

Sigue nuestras instrucciones y disfruta de un momento de dulzura con este clásico de la repostería japonesa. ¡Anímate a prepararlo y sorprende a tus seres queridos con tu habilidad en la cocina!

INGREDIENTES

  • 2 cucharadas de leche
  • 2 cucharadas de miel
  • 4 huevos
  • 3/4 de taza (aproximadamente 150g) de azúcar
  • 1 taza (aproximadamente 120g) de harina leudante

PREPARACIÓN DE LA RECETA DE BIZCOCHO CASTELLA

Precalentar el horno a 160°C (320°F). Colocar papel de horno en el molde y untarlo con mantequilla, asegurándose de cubrir bien todas las esquinas.

Mezclar la miel con la leche caliente y reservar. Batir las claras de huevo a punto de nieve en un recipiente limpio y seco, añadiendo el azúcar poco a poco hasta obtener picos firmes y brillantes.

Incorporar las yemas batidas a las claras a punto de nieve. Agregarlas gradualmente mientras se mezclan para mantener la ligereza. Tamizar la harina sobre la mezcla y mezclar con movimientos envolventes hasta que esté bien combinado.

Agregar la mezcla de miel y leche. Remover suavemente para incorporar todos los ingredientes sin perder el aire incorporado previamente. Verter la mezcla en el molde preparado, golpeándolo suavemente sobre la encimera para eliminar posibles burbujas de aire atrapadas.

Hornear el bizcocho durante aproximadamente 40-45 minutos. Debe estar listo cuando al insertar un palillo en el centro, este salga limpio y el bizcocho se haya despegado de las paredes del molde.

Desmoldar el bizcocho boca abajo y dejarlo enfriar completamente. Esto ayuda a evitar que se hunda. Cubrirlo con film transparente mientras se enfría para mantener la humedad.

Una vez enfriado, cortar el bizcocho en rebanadas de grosor moderado y servir. Puedes disfrutarlo tal cual o acompañarlo con frutas frescas, crema batida o cualquier otro complemento de tu elección.

Siguiendo estos pasos detallados, obtendrás un delicioso Bizcocho Castella perfectamente esponjoso y aromático.

También te podría gustar...

Don`t copy text!