RECETA DE BUÑUELOS ESPONJOSOS PASO A PASO PARA HACERLOS EN CASA

Descubre cómo preparar deliciosos buñuelos esponjosos con esta receta paso a paso. Perfectos para disfrutar en cualquier ocasión.

Descubre cómo preparar deliciosos buñuelos esponjosos con esta receta paso a paso. Perfectos para disfrutar en cualquier ocasión. ¡Anímate a cocinar hoy mismo!

¿Buscas una receta fácil y deliciosa? ¡Prueba nuestra receta de buñuelos esponjosos! Con este paso a paso detallado, aprenderás a preparar estos dulces tradicionales que son ideales para cualquier momento del día.

Sorprende a tu familia y amigos con estos buñuelos dorados por fuera y esponjosos por dentro. ¡No esperes más para disfrutar de esta delicia casera!

INGREDIENTES

  • 1 cucharada de azúcar
  • 10g de levadura seca
  • 1 cucharadita de sal
  • 235 ml de agua tibia
  • 370 ml de leche tibia
  • 750g de harina (todo uso)
  • 3 cucharadas de aceite
  • Aceite para freír
  • Azúcar (para espolvorear)
  • Canela (para espolvorear)

PREPARACIÓN DE LA RECETA DE BUÑUELOS ESPONJOSOS

Activar la levadura: En un recipiente grande, mezcla el agua tibia con la levadura seca y una pizca de azúcar. Deja reposar la mezcla durante 5-10 minutos hasta que se vuelva espumosa. Esto asegurará que la levadura esté activa y lista para hacer que la masa suba.

Preparar la masa: Agrega la leche tibia al recipiente con la levadura activada. A continuación, añade la harina, el azúcar y la sal. Comienza a mezclar y amasar. Poco a poco, incorpora el aceite hasta que obtengas una masa suave y elástica. Si la masa está muy pegajosa, añade un poco más de harina, pero cuida de no agregar demasiada, ya que queremos que los buñuelos sean esponjosos.

Dejar reposar la masa: Cubre el recipiente con un paño limpio y deja reposar la masa en un lugar cálido durante aproximadamente 1-2 horas, o hasta que haya duplicado su tamaño. Este paso es crucial para permitir que la masa fermente y se vuelva esponjosa.

Formar los buñuelos: Una vez que la masa haya levantado, divídela en porciones del tamaño deseado y forma pequeñas bolas o flores con ellas.

Freír los buñuelos: Calienta suficiente aceite en una sartén profunda o en una freidora hasta que esté a unos 170-180°C (340-360°F). Con cuidado, coloca los buñuelos en el aceite caliente y fríelos hasta que estén dorados por ambos lados. Es importante no sobrecargar la sartén para que los buñuelos se cocinen de manera uniforme y no se enfríe demasiado el aceite.

Escurrir y espolvorear: Una vez que los buñuelos estén dorados y crujientes, retíralos del aceite con una espumadera y colócalos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite. Mientras aún estén calientes, espolvorea generosamente con una mezcla de azúcar y canela.

¡Listo! Ahora puedes disfrutar de tus buñuelos esponjosos y deliciosos. Recuerda servirlos calientes para disfrutar de su mejor sabor y textura.

Consúltanos tus dudas y también puedes pedirnos las recetas que necesites en nuestra App Quick Recipe. Te respondemos al momento

TOCA EN LA IMAGEN PARA DESCARGAR GRATIS

También te podría gustar...

Don`t copy text!