PUDÍN DE MARACUYÁ RECETA FÁCIL Y REFRESCANTE PARA DISFRUTAR EN CUALQUIER OCASIÓN

Pudín de maracuyá: una deliciosa receta tropical para disfrutar en cualquier ocasión. Prepara fácilmente en casa este postre refrescante.

Pudín de maracuyá: una deliciosa receta tropical para disfrutar en cualquier ocasión. Prepáralo fácilmente en casa y sorprende a tus invitados con este postre refrescante.

¿Buscas una receta refrescante y llena de sabor tropical? ¡Prueba nuestro pudín de maracuyá! Con esta receta fácil y deliciosa, podrás disfrutar de un postre exquisito en cualquier momento.

El equilibrio perfecto entre la dulzura de la leche condensada y la acidez del maracuyá se fusiona en cada bocado de este pudín.

Además, la suavidad de la crema para batir le da una textura cremosa irresistible.

Sorprende a tus amigos y familiares con este postre casero que seguramente se convertirá en uno de sus favoritos. ¡Anímate a preparar nuestro pudín de maracuyá y deleita tu paladar con una explosión de sabores tropicales!

INGREDIENTES

  • 2 tazas (480 ml) de leche entera
  • 2 paquetes (14 g cada uno) de gelatina de maracuyá
  • 1 lata (395 g) de leche condensada
  • 1 taza (240 ml) de crema para batir (nata para montar)
  • 1 maracuyá
  • 1/2 taza (120 ml) de agua
  • 1/2 taza (100 g) de azúcar

PREPARACIÓN DE LA RECETA DE PUDÍN DE MARACUYÁ

En una cacerola, calienta la leche entera a fuego medio hasta que esté caliente pero no hirviendo. Retira del fuego y agrega la gelatina de maracuyá, revolviendo constantemente hasta que esté completamente disuelta. Deja enfriar un poco.

En un tazón grande, vierte la leche condensada y la crema para batir. Agrega la gelatina disuelta y mezcla todo hasta obtener una mezcla suave y homogénea. Prueba la mezcla y ajusta el dulzor si es necesario.

Engrasa ligeramente un molde para pudín con un poco de aceite vegetal o spray antiadherente.

Vierte la mezcla de pudín en el molde preparado y cubre con papel film para evitar que se forme una película en la superficie. Refrigera durante al menos 4 horas, o hasta que esté firme.

Corta la maracuyá por la mitad y saca la pulpa con una cuchara. Coloca la pulpa en una olla junto con el agua y el azúcar. Cocina a fuego medio-bajo, revolviendo ocasionalmente, hasta que el azúcar se disuelva y la mezcla se espese ligeramente. Deja enfriar completamente.

Una vez que el pudín esté listo, retira el papel film y vierte el almíbar de maracuyá sobre la superficie del pudín. Corta en porciones y sirve.

También te podría gustar...

Don`t copy text!