PECHUGAS RELLENAS RECETA DELICIOSA Y FÁCIL

Descubre una deliciosa receta de pechugas rellenas. Prepara este plato fácil y sabroso en casa. Sorprende con una cena irresistible.

Descubre una deliciosa receta de pechugas rellenas. Prepara este plato principal fácil y sabroso en casa. ¡Sorprende a tu familia con una cena irresistible!

Explora cómo preparar unas exquisitas pechugas rellenas con esta receta paso a paso.

Descubre los secretos para lograr un plato principal lleno de sabor y textura, perfecto para cualquier ocasión.

Con ingredientes simples y un proceso fácil, esta receta te guiará a través de cada paso, desde la selección del pollo hasta el horneado final.

Sorprende a tus seres queridos con esta delicia culinaria que seguramente se convertirá en un favorito de la familia.

¡Anímate a cocinar y disfruta de unas pechugas rellenas irresistibles en tu mesa hoy mismo!

INGREDIENTES

  • 1 pechuga de pollo por persona
  • 1 loncha de jamón cocido o pechuga de pavo por cada pechuga de pollo
  • 2 lonchas de queso de tu elección por cada pechuga de pollo
  • Orégano (al gusto)
  • Pimienta (al gusto)
  • 1/4 de taza de vino blanco
  • 2-3 patatas medianas
  • 1 cebolla grande
  • Sal (al gusto)
  • Aceite de oliva virgen extra

PREPARACIÓN DE LA RECETA DE PECHUGAS RELLENAS

Estira las pechugas de pollo. Si no te sientes cómodo haciéndolo, puedes pedirle al carnicero que lo haga por ti.

Salpimienta las pechugas estiradas.

Coloca una loncha de jamón y dos lonchas de queso sobre cada pechuga.

Enrolla las pechugas, asegurándote de que los bordes estén hacia dentro para evitar que el relleno se salga. Si es necesario, asegura con palillos de dientes.

Precalienta el horno a 180°C (350°F).

Pela y corta las patatas en rodajas de aproximadamente medio centímetro de grosor.

Corta la cebolla en aros.

En una fuente para horno resistente al calor, coloca las rodajas de patata y los aros de cebolla. Espárcelos uniformemente por toda la fuente.

Salpimienta las patatas y cebollas al gusto.

Coloca las pechugas rellenas sobre las patatas y cebollas en la fuente.

Riega las pechugas con el vino blanco y un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

Espolvorea un poco de orégano sobre las pechugas para darles un sabor extra.

Hornea en el horno precalentado durante aproximadamente 40 minutos o hasta que las pechugas estén doradas y cocidas por completo. El tiempo puede variar dependiendo del grosor de las pechugas.

Retira del horno y deja reposar durante unos minutos antes de servir.

Puedes acompañar las pechugas rellenas con las patatas y cebollas asadas en la misma bandeja.

También te podría gustar...

Don`t copy text!