PALOMITAS DE POLLO KFC RECETA CASERA Y CRUJIENTE

Descubre cómo preparar unas deliciosas palomitas de pollo al estilo KFC en casa con esta receta fácil y crujiente. Satisfacción garantizada.

Descubre cómo preparar unas deliciosas palomitas de pollo al estilo KFC en casa con esta receta fácil y crujiente. ¡Satisfacción garantizada!

Dale vida a tu cocina con nuestra receta completa de palomitas de pollo al estilo KFC. Desde la comodidad de tu hogar, podrás recrear la magia crujiente de este clásico plato de comida rápida.

Nuestro paso a paso detallado te llevará a través de la selección de los ingredientes más frescos, la sazón perfecta y los secretos de la fritura para lograr ese sabor auténtico que tanto adoras en las palomitas de pollo KFC.

Con cada bocado, disfrutarás de la jugosidad del pollo en combinación con la textura crujiente de la cobertura dorada.

Desde una cena informal hasta un festín familiar, esta receta casera satisfará todos los antojos con su sabor deliciosamente reconfortante y su aroma tentador. ¡Anímate a preparar esta delicia gastronómica en tu propia cocina y sorprende a todos con tu habilidad culinaria!

INGREDIENTES

  • Pechuga de pollo, cortada en cubitos pequeños
  • Harina de trigo
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva (o el aceite de tu preferencia para freír)

PREPARACIÓN DE LA RECETA DE PALOMITAS DE POLLO KFC

Lava y seca las pechugas de pollo. Luego, córtalas en cubitos pequeños y uniformes.

En un plato hondo, mezcla la harina de trigo con una buena cantidad de sal y pimienta. La sal y la pimienta deben ser suficientes para sazonar todo el pollo.

Salpimienta los cubitos de pollo y luego pásalos por la mezcla de harina, asegurándote de que estén completamente cubiertos.

Una vez que todos los cubitos estén enharinados, ponlos en un colador y sumérgelos en un bol con agua. Esto ayudará a que la harina se adhiera mejor al pollo durante la fritura.

Retira los cubitos del agua y escúrrelos bien para eliminar el exceso de líquido.

Vuelve a enharinar los cubitos de pollo para asegurar una capa gruesa y crujiente durante la fritura.

En una sartén profunda o una freidora, calienta suficiente aceite a una temperatura de aproximadamente 180°C (350°F).

Con cuidado, coloca los cubitos de pollo enharinados en el aceite caliente. No los sobrecargues; es mejor freír en tandas para evitar que se peguen entre sí.

Fríe los cubitos de pollo hasta que estén dorados y crujientes por fuera, y completamente cocidos por dentro. Esto generalmente toma alrededor de 5-7 minutos, dependiendo del tamaño de los cubitos y la temperatura del aceite.

Una vez que estén listos, retira los cubitos de pollo del aceite y colócalos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.

Sirve las palomitas de pollo calientes y frescas, acompañadas de tus salsas favoritas o simplemente disfrútalas solas.

También te podría gustar...

Don`t copy text!