LANGOSTINOS CRUJIENTES: RECETA FÁCIL Y DELICIOSA PARA DISFRUTAR EN CASA

Descubre cómo preparar langostinos crujientes con esta receta fácil. Disfruta de un plato delicioso y rápido de hacer en casa.

Descubre cómo preparar langostinos crujientes con esta receta fácil. Disfruta de un plato delicioso y rápido de hacer en casa. ¡Sorprende a tus invitados con esta receta irresistible!

¿Buscas una receta que impresione a tus invitados sin pasar horas en la cocina? ¡Prueba nuestra receta de langostinos crujientes!

Con ingredientes simples y pasos sencillos, podrás preparar un plato delicioso en poco tiempo.

Sumérgete en el mundo de los sabores con nuestros langostinos crujientes: un equilibrio perfecto entre el exterior dorado y crujiente y el interior tierno y jugoso.

Desde cenas informales hasta ocasiones especiales, esta receta fácil y deliciosa siempre será un éxito. ¡Anímate a sorprender a tus seres queridos con este manjar irresistible!

INGREDIENTES 

  • 500 gramos de langostinos grandes, pelados dejando la cola y sazonados con sal
  • 1/2 taza de agua (puedes necesitar un poco más según la consistencia deseada)
  • 3/4 taza de fécula de maíz
  • 1 huevo
  • 1 taza de pan molido
  • Aceite para freír (suficiente para cubrir los langostinos en la sartén)

PREPARACIÓN DE LA RECETA DE LANGOSTINOS CRUJIENTES

En un tazón, mezcla la fécula de maíz con el agua hasta obtener una mezcla suave y espesa. Si es necesario, puedes agregar un poco más de agua para lograr la consistencia adecuada. La mezcla debe ser lo suficientemente espesa para adherirse a los langostinos.

En otro tazón, bate el huevo.

Coloca el pan molido en un plato llano.

Sumerge cada langostino primero en la mezcla de fécula de maíz, luego en el huevo batido y finalmente en el pan molido, asegurándote de cubrirlos completamente en cada paso.

Calienta suficiente aceite en una sartén grande a fuego medio-alto. Deja que el aceite se caliente adecuadamente antes de freír los langostinos.

Una vez que el aceite esté caliente, coloca los langostinos rebozados en la sartén, asegurándote de no sobrecargarla para que los langostinos se frían de manera uniforme.

Fríe los langostinos hasta que estén dorados y crujientes, aproximadamente de 2 a 3 minutos por cada lado.

Una vez listos, retira los langostinos del aceite y colócalos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

Sirve los langostinos rebozados calientes, acompañados de tu salsa favorita si lo deseas.

Ya puedes disfrutar de unos deliciosos langostinos rebozados muy crujientes.

Consúltanos tus dudas y también puedes pedirnos las recetas que necesites en nuestra App Quick Recipe. Te respondemos al momento

TOCA EN LA IMAGEN PARA DESCARGAR GRATIS

También te podría gustar...

Protección anticopy activa!