DELICIOSA RECETA DE GELATINA CREMOSA DE FRESA PARA DELEITAR TU PALADAR

Descubre cómo preparar una deliciosa receta de gelatina cremosa de fresa en pocos pasos. Perfecta para deleitar a tu paladar.

Descubre cómo preparar una deliciosa receta de gelatina cremosa de fresa en pocos pasos. ¡Perfecta para deleitar a tu paladar en cualquier ocasión!

Sumérgete en el mundo de los sabores con nuestra irresistible receta de gelatina cremosa de fresa. Con una textura suave y un sabor fresco y afrutado, este postre es perfecto para deleitar a tus invitados en cualquier ocasión.

Descubre cómo crear esta delicia en tu propia cocina con ingredientes simples y pasos sencillos. ¡Una combinación perfecta de dulzura y frescura que no querrás perderte! ¡Anímate a preparar esta receta de gelatina cremosa de fresa y sorprende a todos con su delicioso sabor!

INGREDIENTES

  • 3 cajas (85 gramos cada una) de gelatina de fresa
  • 2 tazas (480 ml) de nata para montar (crema para batir)
  • 4 cucharadas de azúcar (opcional, ajustar al gusto)

PREPARACIÓN DE LA RECETA DE GELATINA CREMOSA DE FRESA

Preparación de la gelatina:

Vierte el contenido de las 3 cajas de gelatina de fresa en un recipiente grande.

Sigue las instrucciones del paquete para preparar la gelatina, pero utiliza aproximadamente 3/4 de la cantidad de agua recomendada para que la gelatina esté más firme.

Si deseas un sabor más dulce, añade las 4 cucharadas de azúcar al agua caliente antes de agregar la gelatina en polvo. Revuelve hasta que el azúcar se disuelva completamente.

Mezcla bien para asegurarte de que no queden grumos y que la gelatina esté completamente disuelta. Deja enfriar un poco, pero asegúrate de que aún esté líquida.

Montaje de la nata:

En un recipiente aparte, vierte las 2 tazas de nata para montar (crema para batir).

Bate la nata con una batidora eléctrica o manual hasta que forme picos suaves. No es necesario montarla completamente a punto de nieve, solo queremos que esté ligeramente espesa y suave.

Incorporación de la gelatina a la nata:

Una vez que la gelatina esté lo suficientemente fría pero aún líquida, viértela sobre la nata para montar.

Mezcla suavemente con movimientos envolventes hasta que la gelatina y la nata estén completamente integradas. No mezcles en exceso para evitar que la nata se vuelva demasiado firme.

Armado y refrigeración:

Vierte la mezcla de gelatina y nata en un molde apto para gelatina. Puedes utilizar un molde rectangular para facilitar el corte de las porciones.

Cubre el molde con papel film o una tapa para evitar que se forme una película en la superficie de la gelatina.

Refrigera la gelatina durante 4 a 5 horas, o hasta que esté firme al tacto.

Servir:

Una vez que la gelatina esté completamente cuajada, retírala del refrigerador.

Corta la gelatina en porciones individuales y sirve en platos individuales.

¡Disfruta de esta deliciosa y refrescante gelatina cremosa de fresa con nata montada!

Consúltanos tus dudas y también puedes pedirnos las recetas que necesites en nuestra App Quick Recipe. Te respondemos al momento

TOCA EN LA IMAGEN PARA DESCARGAR GRATIS

También te podría gustar...

Don`t copy text!