CREMA DE CAFÉ CASERA RECETA FÁCIL CON CAFÉ SOLUBLE

Crema de café casera: receta fácil con café soluble

Descubre cómo hacer una deliciosa crema de café casera con esta receta fácil. Disfruta de un café cremoso en casa con café soluble, agua fría y azúcar. ¡Preparación rápida y resultados irresistibles!

Prepara una exquisita crema de café casera con nuestra receta fácil y rápida. Con solo café soluble, agua fría y azúcar, podrás disfrutar de un café cremoso y delicioso en la comodidad de tu hogar.

Esta receta te permite crear una crema suave y espumosa que complementará perfectamente tu café caliente o frío.

Sigue nuestros sencillos pasos y sorprende a tus amigos y familiares con esta delicia casera. ¡Crema de café casera receta fácil para disfrutar en cualquier momento del día!

INGREDIENTES

  • 30 gramos de café soluble
  • 100 gramos de azúcar
  • 150 ml de agua muy fría

PREPARACIÓN DE LA RECETA FÁCIL DE CREMA DE CAFE CASERA

Preparación de ingredientes: Reúne todos los ingredientes necesarios: 30 gramos de café soluble, 100 gramos de azúcar y 150 ml de agua muy fría.

Mezcla de café y azúcar: En un recipiente adecuado, combina el café soluble y el azúcar. Puedes usar un tazón mediano para esto.

Adición de agua fría: Vierte los 150 ml de agua muy fría en el recipiente con la mezcla de café y azúcar.

Batido: Con un batidor de mano o un tenedor, comienza a batir la mezcla vigorosamente. Asegúrate de batir de manera constante para incorporar bien los ingredientes y obtener una mezcla suave y homogénea.

Textura adecuada: Continúa batiendo la mezcla durante unos minutos. Notarás que la textura comenzará a cambiar, volviéndose más espesa y cremosa a medida que los ingredientes se mezclan y se incorporan entre sí.

Observación de la consistencia: Presta atención a la consistencia de la mezcla. Deberías obtener una crema suave y espesa que se deslice fácilmente cuando la mezcles.

Prueba y ajustes: Prueba la crema de café y ajusta según tu preferencia. Si deseas más dulzura, puedes agregar un poco más de azúcar y mezclar bien.

Almacenamiento: Si no planeas usar la crema de café de inmediato, puedes almacenarla en un recipiente hermético en el refrigerador para mantenerla fresca.

¡Y eso es todo! Ahora tienes una deliciosa crema de café casera lista para disfrutar en tus bebidas favoritas.

Consúltanos tus dudas y también puedes pedirnos las recetas que necesites en nuestra App Quick Recipe. Te respondemos al momento

TOCA EN LA IMAGEN PARA DESCARGAR GRATIS

También te podría gustar...

Don`t copy text!